Cadena de Valor, qué es y para qué sirve

4 de mayo de 2022
Cadena de valor qué es

Antes de formular una estrategia empresarial, es necesario realizar un análisis interno de las unidades de negocio de una empresa para identificar su posicionamiento en el mercado frente a la competencia. Aunque existen varios métodos para realizar este análisis, generalmente en el mundo de las empresas se utiliza el análisis de la cadena de valor. Este modelo fue propuesto por Michael Porter autor del libro “Competitive Advantage”, experto en dirección y estrategia empresarial y académico de la universidad de Harvard.

En las siguientes líneas veremos con detalle qué es la cadena de valor y las variables a tener en cuenta para realizar el análisis.

¿Qué es la cadena de valor de una empresa?

La cadena de valor es un modelo de análisis de las actividades que realiza una empresa con el fin de detectar cuales pueden convertirse en ventajas competitivas.

Examinando la actividad global de la empresa en eslabones a través de la herramienta de cadena de valor se determinan que actividades estratégicas son más relevantes, y por tanto conseguir ventajas competitivas, que pueden ser obtenidas por costes, diferenciación, enfoque o segmento del mercado o innovación, así como la fuente de cada ventaja competitiva.

Durante el desarrollo de la cadena de valor cada eslabón o actividad es identificado como desempeño excelente, este puede ser una fuente de ventaja competitiva. En una empresa no todas las actividades tendrán la misma relevancia, habrá unas actividades con más peso que otras. Las actividades más relevantes en las que se sustenta el modelo de negocio y la rentabilidad serán los factores en los que se basa el éxito de la empresa.

Cadena de valor de Porter - concepto

Actividades y representación gráfica del modelo de la Cadena de Valor

La cadena de valor permite dividir las actividades de las empresas en primarias y de apoyo.

Las actividades primarias son las que están implicadas en el desarrollo, creación o manipulación de los productos hasta su llegada al punto de venta. Las actividades primarias se dividen en logística interna, operaciones, logísticas externas, marketing y ventas, y servicio al cliente.

Las actividades de apoyo son las que desempeñan una función de soporte a las actividades primarias. Las actividades de apoyo se clasifican en generalmente en: infraestructuras, gestión de recursos humanos, desarrollo de tecnología y aprovisionamiento.

El desarrollo de la cadena de valor requiere separar cada actividad de valor de la empresa. Seguidamente, se describe con detalle cada actividad para facilitar la identificación en cada caso concreto.

Vamos a ver a continuación con más detalle en que consiste cada eslabón de la cadena de valor diferenciando las actividades primarias y secundarias.

Actividades Primarias

Actividades primarias, como hemos mencionado anteriormente son principalmente las relacionadas con el ciclo operativo de desarrollo de productos o proceso de producción.

  • Logística interna: son las actividades implicadas en el almacenamiento de inputs (materias primas) y control de stocks hasta su fabricación. En estas actividades también se incluyen la planificación de los medios de transporte necesarios, recepción de mercancía y posibles devoluciones a los proveedores.
  • Operaciones: son las actividades implicadas en el proceso de producción que tienen como finalidad producir los bienes o servicios: calidad, tiempo, coste de los productos acabados, etc. En estas actividades también se incluyen aquellas operaciones de mecánica, embalaje, montaje, etc.
  • Logística externa: son las actividades de almacenamiento y de distribución de los productos terminados. Aquí también se integran la recogida, el reparto, la planificación de entregas a los clientes o puntos de venta, etc.
  • Marketing: incluyen todas las actividades relacionadas con el marketing, ventas y promoción de los productos. También son actividades primarias de marketing la publicidad, equipos y personal de ventas, comerciales, selección de puntos de ventas, catálogos, precios, merchandising, etc.
  • Servicio al cliente: son las actividades antes de la venta y post venta. Incluye actividades relacionadas con información de productos, montaje, instalación, reparación, garantía, piezas de recambio, atención al cliente, formación, etc.

Actividades de apoyo

Las actividades de apoyo de la cadena de valor engloban aquellas que posibilitan la realización de las actividades primarias y el funcionamiento del negocio. Estas actividades de apoyo son:

  • Infraestructuras: son las tareas de dirección y gestión o administrativas de la empresa. Estas actividades de management van desde el diseño de estrategias, planificación de actividades, supervisión, labores administrativas, control de calidad, gestión de organización, elaboración y recogida de información, etc.
  • Recursos humanos: son las actividades relacionadas con el área funcional de gestión de personas y equipos como selección de personal, contratación, formación, desarrollo de competencias, planes de incentivos, promoción, cultura empresarial, etc.
  • Desarrollo de tecnología: son las actividades dirigidas hacia la adquisición, desarrollo y gestión de la tecnología necesaria para los procesos o para el desarrollo de productos.
  • Aprovisionamiento: en este tipo de actividades de apoyo de la cadena de valor se encuentran las actividades relacionadas con la compra o abastecimiento de los elementos necesarios para producir los productos o servicios que comercializa la empresa. Estos pueden ser componentes para fabricar un producto como materias primas, maquinaria, locales, equipos, etc.

La herramienta de la cadena de valor, como hemos visto es un sistema para analizar un proceso lineal de producción de productos o bienes tangibles. Sin embargo, para empresas pertenecientes al sector servicios el análisis puede resultar más complejo por la dificultad de identificar los mecanismos que añaden valor a un producto intangible como son los servicios.

Pero, en cualquier caso, aunque encontremos dificultades para considerar si la actividad como la logística externa o interna es relevante en un negocio que vende servicios, es aconsejable aislar los elementos que crean valor y diagnosticar el nivel de desempeño en relación con la competencia, recurriendo a soluciones creativas y de acuerdo a las nuevas formas de hacer negocio.

Cadena de valor de una empresa - Representación gráfica

¿Cómo seleccionar los factores clave de éxito en la cadena de valor?

Una vez hecha la representación de la cadena de valor de forma genérica se trata de seleccionar aquellos eslabones de la cadena de valor cuyo desempeño excelente sea un factor clave para lograr el éxito en la actividad de la empresa. Estos factores clave de éxito son elementos o variables susceptibles de convertirse en ventajas competitivas.

En este punto, podemos realizar una serie de preguntas que nos ayudará a determinar los factores clave de éxito:

  • ¿Qué elementos o criterios influyen o deciden la compra de los productos por parte de los clientes?
  • ¿Conseguir el desempeño excelente en este eslabón de actividad de la cadena de valor es generador de una ventaja competitiva?

A nivel práctico, se asigna una valoración numérica a cada uno de los eslabones de la cadena de valor genérica (de 1 a 5) y solo se consideran factores clave de éxito los que consigan una valoración alta de 4 o 5.

La cadena de valor es una herramienta muy útil para una empresa que se estudia al detalle en los Máster MBA. Cómo hemos visto, sirve para identificar qué procesos principales de una empresa son los que aportan más valor, y por tanto dirigir más esfuerzos, y cuáles tienen menos relevancia para el negocio.