¿Qué es la gestión empresarial y para qué sirve?

31 de agosto de 2021
Gestión empresarial qué es

La gestión empresarial es uno de los aspectos más importantes para el éxito de un negocio. El buen funcionamiento de una empresa y su rentabilidad dependen en parte de la idea de negocio, pero también de manera muy significativa por las acciones realizadas para mejorar la dirección y gestión de la empresa.

La formación de directivos, gerentes, empresarios y emprendedores, como en los estudios de MBA o Máster de dirección de empresas, está orientada a crear buenos gestores de empresas, que sepan aprovechar las herramientas de innovación y mejora continua para que su proyecto de empresa pueda evolucionar y mejorar todas las variables que influyen en su crecimiento, desde la productividad hasta la competitividad de la compañía.

En este artículo abordaremos el concepto y definición de gestión empresarial, cuáles son sus principales objetivos y qué elementos son determinantes para llevar a cabo una buena gestión de empresas.

Concepto de gestión empresarial

El concepto de gestión empresarial, muchas veces traducido del inglés como “management”, puede entenderse también como administración o dirección de empresas.

Se trata de la disciplina y conjunto de acciones realizadas por los gerentes de las empresas, y cuyo objetivo es la actuación unificada de toda la plantilla de la empresa para lograr unos objetivos comunes, como la productividad, la competitividad o la rentabilidad de la empresa.

Así, la gestión de empresas viene a ser un proceso estratégico y administrativo, orientado al control eficaz de los recursos materiales, tecnológicos y humanos, a fin de que la oferta de productos o servicios de la compañía pueda cubrir la demanda de éstos por parte de los clientes. En definitiva, los responsables de la gestión empresarial, gerentes y directivos, supervisan las actividades de cada área de la empresa y toman decisiones para conseguir el logro de los objetivos marcados.

Objetivos de la gestión de empresas

Ninguna empresa logra sus objetivos de negocio si no es a través de una buena gestión empresarial. En esta línea, la finalidad de la gestión de empresas está orientada a incidir en diferentes variables que determinan el éxito o fracaso de una empresa.

Estas variables u objetivos de la gestión de empresas son los siguientes:

  • Productividad: las empresas necesitan medir, controlar y mejorar la productividad de sus empleados y de la empresa en su conjunto para conseguir el nivel de ingresos óptimo.
  • Competitividad: en la medida que la gestión de empresas permita detectar oportunidades de negocio y lograr una cuota de mercado suficiente, la empresa podrá ser viable y tendrá un espacio en el mercado. La competitividad implica también un esfuerzo de innovación y adaptación a los cambios tecnológicos y sociales que se producen en el mercado.
  • Calidad e innovación: la gestión de negocios se ocupa también de controlar la calidad, de manera que los productos y servicios que se ofrecen al mercado permitan a la empresa ser innovadora y desempeñar una función social que contribuya a la satisfacción del cliente.
  • Rentabilidad: ninguna empresa puede ser rentable si no se gestionan los recursos correctamente. La rentabilidad es un objetivo de la gestión empresarial, ya que todo lo anterior no es sostenible si la empresa no obtiene beneficios.

Infografía sobre objetivos de la gestión empresarial

Funciones de la gestión empresarial

Las funciones principales llevadas a cabo en la gestión empresarial se definen en estos cuatro ejes fundamentales.

1. Planificación de los recursos

Una de las primeras funciones de la gestión de empresas es planificar los recursos. Las empresas disponen de unas tecnologías, procesos y, recursos financieros, materiales y humanos que pueden organizar y utilizar para lograr los objetivos de negocio.

La gerencia deberá realizar una buena planificación de los recursos para conseguir los objetivos antes mencionados. Esto implica tanto una planificación organizativa y operacional como económica y cuantitativa.

2. Dirección y liderazgo

Las empresas necesitan liderazgo y dirección para saber a dónde se dirigen. Una de las funciones de la gestión de empresas es mantener unida la empresa, coordinar, comunicar y organizar las acciones que van a realizarse.

Para ello, la dirección puede desplegarse en diferentes áreas o departamentos, donde las funciones directivas se distribuyen entre el equipo directivo de la empresa, lo que ayuda a tener un mejor control sobre las actividades que se están llevando a cabo.

El liderazgo en la dirección está relacionado con visión estratégica, capacidad para tomar decisiones correctas, marcar objetivos alcanzables y comunicar de forma efectiva a los miembros del equipo las acciones y herramientas necesarias para conseguir dichos objetivos.

3. Organización

Otra de las funciones de la gestión de empresas es la organización de la empresa. Debe construirse un organigrama y una estructura a nivel presupuestario y de Recursos Humanos que contribuya a lograr los objetivos marcados.

La organización de las empresas es indispensable a nivel operativo y comercial. La división del trabajo permite lograr una mayor productividad y alcanzar los objetivos más rápidamente. Las funciones organizativas en la gestión de empresas permiten también establecer procesos estandarizados.

4. Control de la organización

El control de una organización es la función de la gestión empresarial, más importante junto con las anteriores mencionadas ( planificación de recursos, liderazgo y dirección y organización).

El control más común en las empresas se realiza sobre los recursos financieros. Mediante el establecimiento de normas sobre la gestión del dinero, registro de gastos, supervisión de entradas y salidas, etc. se evitan errores y ayuda a mantener la salud financiera del negocio. Del mismo modo, realizar un presupuesto anual y elaborar estados financieros como las cuentas de pérdidas y ganancias son instrumentos esenciales para controlar si se cumplen los objetivos.

Infografía sobre áreas clave de la gestión de empresas

¿Por qué es importante la gestión empresarial?

Hay varios puntos por los que es esencial llevar a cabo una buena gestión empresarial para que un negocio tenga éxito.

  • Es determinante para lograr los objetivos de negocio.
  • Permite resolver problemas y atender a nuevas necesidades, o detectar nuevas oportunidades en el mercado.
  • La gestión de empresas ayuda a mejorar la comunicación entre los miembros de la plantilla.
  • Es también esencial para optimizar los procesos, sin lo cual es imposible mejorar la competitividad y la productividad.
  • Permite controlar todas las áreas de negocio para mejorar la eficiencia en todos los procesos, desde la producción a la atención al cliente o la logística.

¿Qué hace falta para gestionar una empresa?

Quienes deseen llevar a cabo funciones de gestión empresarial deben tener experiencia, formación y habilidades directivas.

No se puede llegar a ser un buen administrador de empresas, CEO o Director ejecutivo si se carece de los conocimientos y competencias adecuados sobre aspectos elementales en la gestión de empresas.

Una de las competencias básicas factores clave para realizar una gestión de empresas con éxito es dominar la realización de un business plan. El plan de negocio es un instrumento fundamental para dirigir un negocio. Un Business plan o plan de empresa recoge la misión y valores de la organización, describe el entorno competitivo, define los objetivos, establece el marketing estratégico y operativo así como fases de producción y todo lo relacionado con los recursos humanos. Por supuesto en el plan de negocios se plasma previsiones financieras de ingresos y gastos con el fin que suponga una guía para tomar decisiones cuando los resultados no sean similares a la planificación realizada.

Además de acumular experiencia en los ámbitos intermedios en una empresa realizando tareas de gestión, es de gran importancia aumentar los conocimientos en el área directiva y gerencial a través de unos estudios de máster MBA.

Un máster MBA (Master in Business Administration) está orientado a la formación en la gestión y administración de empresas. En esta línea, quienes no hayan desempeñado funciones de alta responsabilidad en el ámbito del management pueden ampliar su base de conocimientos y potenciar sus capacidades a través de este tipo de estudios tan valorados en el mundo empresarial y de los negocios.

Esperamos que este artículo te haya aclarado qué es la gestión empresarial y cuáles son sus principales objetivos.